jueves, 9 de julio de 2015

El dinero es algo del pasado

El dinero fue un gran invento de la humanidad. Data más o menos del siglo VII antes de Cristo. Cambió al mundo cuando permitió poder hacerse de las cosas que necesitábamos a cambio de las que podíamos producir sin necesidad del trueque. ¿Pero no es tiempo ya de volver a cambiar la historia? ¿No es tiempo de eliminar el dinero? o mejor dicho: los billetes.

Hoy en día ya existen suficientes medios electrónicos para poder reemplazar a los billetes: cuentas bancarias que se manejan desde internet; tarjetas de crédito y débito; tarjetas de pago recargables como la SUBE (en Argentina) que sirve para pagar el colectivo con máquinas instaladas en los ómnibus que se conectan vía no se qué pero saben en tiempo real cuanto saldo tenemos en las tarjetas (si eso es posible cualquier tipo de pago menor en comercios de toda clase es posible); también están los medios de pago online (Paypal, MercadoPago, etc); Entonces: ¿para qué seguimos usando billetes y monedas? ¿no deberían se cosa de museo?

¿Cuantos problemas se podrían eliminar o reducir si eliminamos los billetes de nuestra vida cotidiana? Hago una lista de las primeras que se me vienen a la cabeza:
  • Los robos: no habría billetes para robar, con lo cual, si alguien quiere delinquir en esa modalidad tendría que robar "cosas" que son mucho más aparatosas que los billetes y que además deberían serle necesarias el propio delincuente, ya que no podría salir a vender lo que roba porque nadie podría pagarle con billetes. Sí, podría hacer trueque... pero ya es más trabajoso.
  • Los secuestros extorsivos: Los secuestradores no podrían pedir dinero como rescate, por lo tanto las complicaciones serían similares a las mencionadas en el caso de robar. Y exigir una transferencia bancaria no creo que fuera la mejor idea.
  • La evasión fiscal: Con toda la información en linea que reciben hoy las agencias de control fiscal es casi imposible evadir impuestos si no se hace con operaciones en efectivo.
  • Los negocios ilegales: La venta de droga, el tráfico de animales, de niños, la trata de personas, el tráfico de armas y casi toda actividad ilegal se vería muy complicada en su faceta financiera o contable para seguir operando libremente.
  • Las corridas bancarias: No soy economista pero entiendo que las corridas bancarias (que son como agolpamientos de gente queriendo salir por una puerta estrecha) no tendrían efecto porque lo más que uno podría hacer es cambiar los fondos de una cuenta a otra.
  • La propia emisión de moneda: Estoy seguro que hay billetes que deben tener un costo de emisión muy similar al nominal. En todo caso la emisión de moneda sólo debería existir para imprimir billetes de alta denominación para intercambio a nivel bancos y ni siquiera estoy seguro que esto sea necesario.
  • El costo del acarreo del dinero: ¿cuanto se gasta en seguridad para el transporte físico y la guarda del dinero en los bancos? Debe ser mucho.
Seguramente habría detalles que resolver y a lo mejor existe algún motivo fuera de mi comprensión por la cual no podemos dejar atrás algo tan del pasado como los billetes, pero bien vale la pena preguntarnos porqué seguimos usándolos en el siglo XXI después de cristo.

Crédito de la foto: twenties via photopin (license)